miércoles, 12 de mayo de 2010

Insert coin to continue


Game over. Insert coin to continue.
Así rezaban las máquinas de marcianitos cuando la partida había acabado; la moon lander, el come cocos... Todas. Esta también.
Sé finí, kaput, San Seacabó. The dream is over, diría Ringo.
Trás la larguísima y en ocasiones aparentemente fructífera borrachera llega la resaca. ¡Y qué resaca! Y todavía tenemos que dar gracias a los de afuera -léase Obama, Merkel etc- por haber cantado las 40 a nuestro presi, haberle dado un pescozón, un sopapo, un soplamocos y un capón.
Todo al tiempo. Memo, más que memo.
Eres un mequetrefe, un mentecato. Presi, eres un necio y un incapaz. Presi, eres un mamón. Eres un tipo muy pequeño, un alfeñique de la política, un androcoplásico -para que los enanos no se enfaden apelando a la correción política- mental. Un resentido, un andrajoso intelectual.
Tu nos has llevado a esto. Tu y tu "ya aprenderé economía en un par de tardes". Tu y tu sectarismo, tu "ideología" que nos ha llevado al hoyo. Tu buenísmo de salón que pagamos todos. Tu y yu camarilla de actorzuelos de pantomima de fiestas del pueblo venidos a más a costa del estupor, el trabajo y el sufrimiento de todos los españoles. Y de nuestro dinero.
Tu y tu ceja, diablos.
Si no es por esos de afuera nos hubiéramos seguido desangrando trimestre a trimestre, PIB a PIB, parado a parado. Tu no hubieras hecho nada, me temo, más que otro discurso tan vacuo como esteril. Pero te han obligado, y no te ha quedado más remedio más que sacar la tijera.
Y todo por esa globalización por la que tantas veces has brindado.
De no ser por la hipercacareada y archimanoseada globalización, hubieras devaluado la peseta y punto pelota. Hubieras devaluado a cada uno de los españoles a la categoría de reginal be. Y prou. Pero ahora eso no valía, sacamantecas, porque estamos dentro de Europa y la globalidad nos arrastra. Y antes de que fuéramos nosotros los que arrastráramos a la globalidad al apeadero, te han leído la cartilla, te han sacado los colores, de espaldas a la clase y con el capirote en vez de la chistera.
Porque se acabó hacer juegos malabares y decir mucho sin hacer nada. Has vivido del ilusionismo -y de otras muchas cosas, bribón- durante estos años.
Hs vivido de decir que cambiábamos el modelo productivo hacia una economía sostenible, productiva y socialmente justa. De decir que se acabó el ladrillo y empezaba la gloriosa década del microchip y el microscopio, la bata blanca y la corbata diseño de Barceló. De la investigadión y el desarrollo, de la inovación. ¡Ay mentirosuelo! Que después de decir todo esto llegó el plan E, y después de éste, otro más... ¿Y dónde se iba todo? Sorpréndanse ¡Al ladrillo! ¿Y después? ¡Al paro!
A recortar el gasto, porque es justo y necesario, has dicho hoy en el Congreso. Y al recortar el gasto vaya usté a saber cuándo saldremos de la recesión y empezaremos a crear empleo. Porque durante todo este tiempo te has dedicado a untar a los sindicatos, a esos privilegiados -no digamos ya los "liberados"- y a los subsidiados de siempre. Hasta que ya no quedaban más cazos que repatir y no llegaban más fondos de cohesión de Europa, hasta que no cabía un sólo paniaguado más en el pesebre y el castillo adosado a pagar en cómodas mensualidades se te venía abajo delante de tus cejas, mercachifle.
Y ahora toca acabar la legislatura. Dos años más arrastrando los pantalones por Europa, intentando esquivar el pim pam pum que se te viene encima, con las vergüenzas al aire, botarate.
Que pase pronto y que el Gran Hacedor, sea quien sea, te ilumine durante esta condena que aún nos resta.
Dos años y un día.

2 comentarios:

jesus dijo...

Te has quedado corto....Yo creo Gonzi que estas pecando de ese buenismo que predica tu "amigo". Imaginate la gracia que me hace hoy la subida de sueldo que me ha aplicado el tontín.

MARTA dijo...

Pero que bien escribes pequeñín, al margen de lo que digas, que también. Que suerte que tienes tiempo para todo.
Besos de tu amiga Marta